Club 20

¿Por qué el Club 20 de Musigrama?

Los tiempos que corren no son  fáciles para nadie. Tampoco para los estudios de grabación y muchas de las empresas del sector de la música que,  en los últimos 6 años, sufren una doble crisis: la que provoca el fin de su modelo de negocio (intercambio de ficheros por Internet, piratería, etc.) y la crisis mundial que afecta por igual a todos los sectores.

Son muchos los estudios de grabación que han tenido que cerrar sus puertas;  grandes espacios perfectamente equipados que cerraron  porque no podían soportar sus costos. Kirios, Eurosonic, Sintonía, Trak, Audiofilms, son algunos de estos templos que recogieron la mejor música de nuestro país y que hoy día ya no existen.

La irrupción de las nuevas tecnologías y por tanto de los  “home studios” también han contribuido a la muerte de estos espacios. Sin embargo  los estudios de grabación amplios que poseen un potente acondicionamiento acústico en  cada una  de sus salas siempre serán necesarios para grabar aquello que difícilmente se puede grabar en casa.

Una buena sesión de cuerda, una gran orquesta, los registros de sonido  de  grupos de metales, baterías, percusiones, las grabaciones de bandas en directo los hacen necesarios. Y por supuesto para obtener una  óptima  mezcla final.

Hace muy poco saltaba a la actualidad internacional la amenaza de cierre que se cernía sobre los históricos “Abbey  Road” de Londres. Los míticos estudios anunciaban su cierren inminente porque no podían sostener  los costos de su actividad. Finalmente y  felizmente Paul Mccartney y algunos amigos junto con las instituciones  políticas inglesas han anunciado que acuden al rescate y que Abbey Road no cerrará.

Paco Ortega, actual propietario y director de Musigrama ha concebido un plan para que este estudio mítico y emblemático de la música en España pueda ser viable y mantenerse hasta que corran mejores tiempos para la música  y lanza el Club 20 de Musigrama. Un plan de viabilidad basado en el espíritu del  “intercambio” de necesidades  y en las posibilidades que arroja la unión de una serie de personas o empresas a la hora de  mejorar los gastos de la actividad que practican.

Los 20 socios de este club aseguran con su compromiso las cantidades básicas necesarias  para hacer viable el estudio y su funcionanmiento,  pero ¿Qué es Musigrama?

¿Qué es Musigrama?

Musigrama es un estudio de grabación que abrió sus puertas nada más y nada menos que en el año 1973. Una aventura empresarial   de Pepe Loeches y Joaquín Cobos que heredé hace más de  siete años. Desde entonces lucho cada día porque siga abierto a pesar de que los grandes estudios de Madrid han ido cerrando sus puertas uno a uno: Kirios, Sincronía, Sintonía (Lo compró la SGAE  para hacer CATA.), Track, Audioflims, Eurosonic, etc…

Estos estudios estan desapareciendo  por muchas y diferentes razones:

  • La aparición de los “home studios”. (el abaratamiento y el progreso  de la tecnología ha hecho posible grabar en casa con calidad digital).
  • El descenso de inversión en la grabación de discos por parte de  las grandes compañías , como consecuencia de la crisis que ha provocado la piratería en la red y el “top manta”
  • Las condiciones de la “crisis” generalizada que machaca todos los sectores.
  • El alejamiento cultural de los jóvenes de la calidad del sonido y la irrupción del sonido comprimido, el mp3. Hay muchos adolescentes que desconocen que el mp3 es una mala muestra  del sonido original de una grabación.

Pero hay una cosa cierta. Un estudio de grabación profesional es mucho más. Es un lugar perfectamente insonorizado del exterior y que posee un estudio de ingeniería de la  acústica de su espacio lo que le confiere unas condiciones únicas para el registro del sonido en óptimas condiciones. El espacio y sus divisiones, sus trampas acústicas, los materiales con los que está construido, sus medios técnicos y sus ingenieros de sonido.

Todos los músicos sabemos que en casa  no es fácil  grabar una buena batería, una orquesta de cuerda, una sección de metales, etc. Por eso la opción de convivencia entre los “home studio”  y los estudios profesionales no solo es posible sino que es conveniente. Son muchos los artistas que registran el sonido en casa y luego vienen a grabas las baterías, la cuerda y por supuesto a mezclar.

Y si reparamos en estos dos últimos aspectos y en relación con Musigrama,  nos encontramos con que mi estudio tiene probablemente la única mesa de mezclas Neve Vintage que queda en perfecto estado, completa y en funcionamiento,  que hay en Europa. Para aquellos que no sepan de que estoy hablando y utilizando el simil de los coches,  os diré que es como tener un Rolls  Royce único y exclusivo. Los estudiantes de sonido de cualquier país de mundo conocen esta mesa de grabación y mezclas a través de fotografías y de réplicas o plugins virtuales, de  reproducciones cibernéticas. En cuanto a los ingenieros de sonido,  todavía podemos presumir de ser herederos  de la escuela de unos de los mejores ingenieros que ha dado este país, antiguo propietario de Musigrama, poseedor de 4 Gramys, Pepe Loeches y que aún, con bastante frecuencia trabaja en el estudio.

¿Quién puede pertenecer al Club 20 de Musigrama?

Al Club 20 de Musigrama pueden pertenecer todas las personas que piensen que Musigrama debe seguir existiendo y haciendo buen sonido. Los fans de Musigrama, productores artísticos, compañías discográficas, A&R´s, editoriales musicales, directores de cine, productores discográficos, artistas, productoras de cine y televisión, arreglistas, etc.

¿Qué ventajas tiene pertenecer al Club 20 de Musigrama?

Musigrama abre sus puertas a 20 socios (personas físicas o jurídicas) que con su aportación aseguran la viabilidad  de este templo estudio del sonido en estos momentos tan difíciles y por este motivo le va a dar un trato exquisito y preferente en todos los servicios que ofrece.

Los socios del Club 20 pueden van a poder beneficiarse de:

  • Asesoramiento gratuito técnico   y artístico de todo lo relacionado con la profesión. (Producción, grabación, edición, distribución y promoción de soportes, etc.)
  • La utilización del estudio para sus grabaciones a un precio realmente ventajoso.
  • La asistencia gratuita a su ciclo de conciertos íntimos.
  • A la matricula gratuita a sus “master” de sonido.
  • A la adquisición de todos los fonogramas que publica El pescador de Estrellas de forma gratuita.
  • Una reducción del 25% en las tarifas de sonorización de actos o espectáculos que lleve a cabo con el equipo de sonorización del estudio.

La oferta 120. El producto estrella del Club 20 de Musigrama

Los 20 socios del Club podrán disponer de 120 horas de grabación, edición o mezcla en nuestro estudio. (Ingenieros  y materiales incluidos)

La condición de socio del Club 20 de Musigrama se obtiene mediante la firma de un convenio que relaciona ambas partes y mediante una aportación de 6.000 euros anuales que pueden ser renovables si lo desea el socio.

La cantidad o aportación puede ser pagada en diferentes formas de pago a lo largo del año.

El estudio de grabación trabaja desde hace 3 años al precio de 100 euros la hora.

120 horas en nuestro estudio y al precio/hora vigente costarían exactamente 12.000 euros.

Los socios del Club 20, personas o empresas que utilizan habitualmente nuestro estudio podrán beneficiarse de una rebaja de 6.000 euros en sus grabaciones, pero hay más:

Las horas podrán invertirlas en cualquiera de sus proyectos y son acumuladas en su cuenta. De esta forma y si planifican bien la utilización del estudio pueden utilizar estas horas para mezclar, para  grabar voz, o para  realizar grabaciones en directo de grupos o artistas. Solo tendrán que solicitar estudio con la suficiente antelación y adecuarse  o ponerse de acuerdo con el director de programación en el calendario posible.

Los socios podrán revender las horas que adquieren al convertirse en socios a cualquier tercero (empresa o persona física) al precio que negocien particularmente, eso si, sin superar el precio/hora del estudio. Esto significa que pueden recuperar su dinero en el caso de que un año no agoten todo su tiempo de grabación.

Formas de pago:

  • Cuota única: 6.000 euros anuales a la firma de contrato
  • 2 Cuotas de 3.000 euros. La primera a la firma de la adhesión y la segunda a los seis meses de la misma.
  • 4 cuotas de 1.500 euros. La primera a la firma del compromiso y las siguientes a los 3,6 y 9 meses del inicio del acuerdo.
  • 6 cuotas de 2.000 euros. La primera a la firma del contrato y las siguientes una cada dos meses.
  • 12 cuotas de 500 euros. La primera a la firma del convenio y el resto a un pago mensual.

Contacto: 91 464 90 57.